Abr
4
2013

Dice proyecto Manabao se aprobó y se inició

 

El ingeniero Bernardo Castellanos, especialista en temas energéticos,  aclaró que el proyecto   hidroeléctrico Manabao-Bejucal-Tavera   sí fue aprobado en el gobierno de Salvador Jorge Blanco y contó con un financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo, cuya construcción se inició y duró  varios meses hasta que fue suspendida con el cambio de administración y la llegada al Palacio Nacional de   Joaquín  Balaguer.

En nota enviada a este diario dijo que  “en la versión digital de El Nacional acabo de leer una noticia bajo tu firma en donde se hace la siguiente afirmación que no corresponde con la totalidad de la verdad de los hechos acontecidos: “El proyecto  Manabao-Bejucal-Tavera, conocido popularmente como “Presa de Manabao”,  en su momento provocó protestas  en la comunidad de Jarabacoa con extendido apoyo de grupos ambientalistas porque se planteaba un desvío del río Yaque del Norte lo que a juicio de los habitantes de la zona sería para ellos un decreto de muerte. El gobierno de Jorge Blanco nunca logró que se aprobara ese proyecto”.

Castellanos sostiene que “durante el Gobierno de  Jorge Blanco el Proyecto Hidroeléctrico Manabao-Bejucal-Tavera si fue aprobado, inclusive un financiamiento de US$150 millones otorgados por el BID, fue aprobado por el Congreso y el proyecto inició su construcción, la cual duró unos meses luego de que Balaguer tomó posesión”.

Dijo que el  contratista de la obra del consorcio italiano Cogefar Recchi que luego fue absorbida por Impregilio, llegó a movilizar equipos de construcción en la zona de Manabao iniciando la construcción del portal del túnel.

“Los trabajos marchaban ininterrumpidamente hasta que Balaguer paró la construcción de la obra a principios de 1987 y notificó al BID que no haría uso de los recursos del financiamiento aprobado lo que significó que el país tuviera que pagar una penalidad al BID por la no utilización de un financiamiento comprometido y aprobado por el Congreso”, dijo Castellanos.

Precisó que “el  caso de Madrigal fue diferente pues el financiamiento también del BID nunca se aprobó en el Congreso debido al enfrentamiento político entre Majluta y Peña Gómez”.

Indicó Castellanos que la selección de la firma constructora durante el gobierno de Jorge Blanco  “fue el fruto de una ardua e intensa licitación internacional en donde sólo en la obra civil participaron cerca de 20 empresas constructoras”.

El proyecto  de Manabao volvió a la palestra luego de que munícipes de Jarabacoa denunciaran  que había la intención de reiniciar el polémico proyecto; aunque, la agencia estatal involucrada, Egehid dijo que no tiene en su carpeta ese proyecto.