MUJER POLICIA EN COMA

La policía dominicana Rosa Rodríguez (Rossie), asignada al Departamento de Viviendas de la ciudad y quien resultó gravemente intoxicada al aspirar monóxido de carbono, en un fuego intencional en un edificio de 13 pisos en Coney Island, logró despertar el lunes del coma, abrió los ojos y comenzó a hablar.

La agente, cuya familia es nativa de Jarabacoa, al Norte de la República Dominicana y madre de tres hijos, era mantenida con un coma inducido y conectada a la máquina de respiración artificial en el hospital Presbiteriano Well Cornell de Manhattan.
Está en cuidados intensivos en la Unidad de Quemados.
En el fuego del que se acusa al adolescente Marcel Dockery de 16 años de edad, se intoxicó también el agente boricua Dennis Guerra, quien no pudo despertar del coma y murió en el hospital.
Dockery, fue acusado de asesinato por la muerte del oficial y enfrenta hasta 25 años en la cárcel, de ser hallado culpable.
El muchacho, admitió a los investigadores que había quemado un colchón en el pasillo del piso 13, porque “estaba aburrido”.
Rodríguez, tenía 15 días interna y el vaticinio de los médicos es muy halagüeño, ya que aseguran, que su mejoría es progresiva.
Cuando despertó, Rodríguez, hizo una señal a sus hijos para indicarles que estaba bien.
La agente, de 36 años de edad, subía junto a Guerra en un elevador hacia el piso 13, cuando se quedaron atrapados, siendo forzados a aspirar el monóxido de carbono.
El policía, murió con el estómago quemado y era hijo del oficial Dennis Guerra, jefe de investigaciones al Medicaid de la Procuraduría General del Estado.
La muerte de Guerra y la situación de la oficial dominicana, obligaron al Departamento de Policía de Nueva York a cambiar el protocolo con el que sus agentes deben actuar durante la ocurrencia de un fuego.

www.Jarabacoateve.com / rafaelpeguerobe@hotmail.com  809-881-8629

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.